La ley de mecenazgo

La ley de mecenazgo

 

Juan José Mesa, Manuel Jiménez y Amable López Meléndez.

Controvertida. De patrocinio financiero que se otorgaría a los artistas en el país

Clara Silvestre

En República Dominicana contamos con una interminable lista de anteproyectos de leyes que de ninguna forma favorecen a los ciudadanos en general, y sí a un grupo o sector que los promueve y  asume hasta verlos convertidos en Ley.

A esta lista se suma el proyecto depositado por el diputado Manuel Jiménez, el 10 de julio de 2012, calzado como Ley, mediante el cual se establece el régimen de incentivo y fomento del Mecenazgo Cultural en  República Dominicana.

Ayer, iniciaron las vistas públicas para una ley de mecenazgo que no ha sido debatida con el rigor que amerita, cuando necesita del consenso de todos los que formamos parte de este sector cultural.

La propuesta está sobre la mesa, los proponentes definitivamente no quieren oposición cuando se exhibe una propuesta no clara, con textos contradictorios y sujetos a la interpretación.

La ley de mecenazgo

En un artículo publicado por Amable López Meléndez el 21 de septiembre de 2012, titulado: ¿Ley de mecenazgo o la última panacea de la cultura?, el crítico de arte y curador afirma que: “Desde el primero hasta su duodécimo considerando y en toda su extensión (42 artículos), la redacción del Anteproyecto de Ley de Mecenazgo del diputado Manuel Jiménez está plagada de errores de ortografía y graves fallas de sintaxis; duplicidades  estructurales; confusos tecnicismos y otras contradicciones en sus objetivos estratégicos”.

En ese mismo artículo, excelentemente documentado, refería la oportuna posposición de las vistas públicas hasta el mes de enero próximo, para así dar paso al debate y el verdadero consenso.

Así también, el director del Centro de Estudios Caribeños, Juan José Mesa ha asegurado que  “lo que plantea la “ley Jiménez” está lejos de ser una “ley de mecenazgo”, para contribuir en incrementar la participación privada en las actividades de interés general, la cual plantea la creación de un Fondo Solidario de Apoyo a la Cultura (Fosac), con lo que se pretende asignar el control de la actividad cultural a un organismo en particular, porque se nutriría de los fondos privados contemplados en el régimen de incentivo de la misma, que a su vez serían administrados por el sector público para ser otorgados a instituciones o personas, al criterio de lo considerado “de interés cultural”, por lo que plantea la creación de un “Fondo Mixto Nacional de Apoyo de la Cultura y las Artes” (Fomnaca), el cual sería la garantía de una ley plural y equitativa, que promueva la apertura de la cultura dominicana en un mundo global.

En ese sentido, señaló que “el otorgar la potestad y el privilegio discrecional a un “Consejo nacional de mecenazgo” para determinar lo que debe ser declarado “de interés cultural”, o no, para que toda persona física o jurídica pueda beneficiarse de las prerrogativas u obtener los recursos al amparo de la ley, sería más bien, contraproducente y generaría menos interés.

View the original article here

(479)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *